miércoles, 4 de julio de 2007

Sofía

Ante la imposibilidad temporal de subir las fotitos con los avances tejedores, dejo aquí otra de las Historias de Gatos.

Sofía

Era el invierno de mi último año de colegio, 1993. Una de mis grandes amigas tenía muchos meses de embarazo y mi ahijado vendría al mundo en pocos días, porque no recuerdo la fecha exacta de la llegada de Sofía, puede haber sido a fines de agosto, o principios de septiembre.

Recuerdo que una tarde mi vecina Andrea llegó corriendo y me pidió por favor que cuidara un gatito por unos días, pues su prima pequeña había muerto a varios de esa camada tirándolos al aire y dejándolos caer; ella quería esta gatita para una amiga. Al ver esa bola de pelos multicolor (carey en estricto rigor, “floreada” para mi) , no pude negarme y entré a la casa con ese pompón en las manos. No tenía más de un mes, era puro pelo!!!! Y al sentirse segura en mis manos, comenzó a chupar mi polera! … siguió con ese vicio varios años más. No pude resistirlo, la llamé Sofía, como la Dulcinea de Pedro Balbuena en “Tantas veces Pedro” mi novela favorita de Alfredo Bryce Echenique, gran escritor peruano. En la casa la aceptaron, aunque no con mucha alegría pues sus pelos comenzaron a invadir los espacios.

Pronto se transformó no sólo en mi mascota, sino también en la de mi hermano, aunque él no lo crea. Jugábamos con esa belleza, la acunábamos y le dábamos de comer. Por fin pude lograr que me permitieran dormir con un gato!! Sofía era mi amiga y dormíamos juntas. Cuando Andrea la reclamó, le dijimos que buscara otra mascota para su amiga, que ahora Sofía era nuestra y no queríamos arriesgar su vida en manos de una pequeña malcriada como su prima.

Pasó el tiempo, y al año siguiente en agosto, parió su primera camada… ERAN LOS ARISTOGATOS!!! Nunca he visto 4 gatitos más hermosos que esos: uno negro, uno gris lanudo con “corbata, calcetas y guantes” blancos; una rubia con guatita blanca y una “vaquita” blanca con dos lunares multicolor, uno en su cuerpo y otro en la frente, amén de la cola anillada, como su padre, un gato pendenciero a quien bautizamos como Patán por su aspecto sucio, su cicatriz en medio de los ojos y mirada desafiante, terror de los techos.

Patán fue el gran amor de mi Sofía, y pese a los retos y amenazas de mi tía Emma irremediablemente le dejaba comida en el plato, comenzaba a mandarle “telepatogramas” hasta que Patán aparecía por los techos y baja a comer lo que ella dejaba para él. Excelente madre, enseñó muy bien a sus pequeños. Todos tuvieron hogares felices. La segunda parición no tuvo tanta fortuna, pero igual eran gatitos lindos. Tras eso, la esterilizamos y Sofía comenzó a crecer y engordar. Es una gata muy pero muy inteligente.

Estando en la universidad, hice dos amigas ( más de dos, pero para este relato sirven ellas), ambas Cármenes, Carmen Paz que adora los gatos y Carmen Gloria quien los detesta. La primera cogía a Sofía en sus brazos llenándola de mimos y cariños y besos… y la segunda tenía que arrancar de los rasguños solapados que Sofía le daba estando en brazos de la otra ja ja ja!. Por su lado, Bastián -mi ahijado- cada vez que iba de visita siendo pequeño quedaba totalmente maravillado con esta gata, y teniendo tres o cuatro años le causaba mucha gracia cuando algún humano se presentaba como “Sofía”, porque para él, “Sofía” era nombre de gato!!.

Se me perdió un mes, entre enero y febrero, todos los días invariablemente salía a gritar al antejardín y el patio, coreada por mi tía Emma, aunque mi mamá nos retaba diciéndonos que la gata no iba a volver. Juro que varias veces escuché su maullido a la distancia, y eso me alentaba para seguir haciéndolo. La noche de un 14 de febrero, sentí un salto en el techo del lavadero: -SOFIA!!!- Exclamé. Mi madre por quincuagésima vez me dijo: -Córtala pues! Esa gata no va a volver-, pero al salir al patio trasero… Sofía literalmente saltó en mis brazos, venía flaca y enferma, no me cabe dudas de que alguien la retuvo por ese mes, y estaba de regreso conmigo, para siempre.

Pasó el tiempo y mil aventuras con ella, hasta que el año 2000 me vine a Ovalle. Su reacción inicial fue de tristeza, pero luego comenzó a ignorarme y a huir de mi en cada visita a Santiago. Curioso, porque al Nino nunca le hizo un desaire y aceptaba sus cariños pese a que ahora no eran tan frecuentes sus visitas. Por otro lado, dicen mis madres que cada vez que voy a llegar de visita, ella se pone contenta, corre por la casa saltando y ensuciando las paredes pese a sus casi 14 años. Aún a veces le arruina las pantimedias a mi tía Lucy, la espera a la vuelta de una muralla y cuando Lucía viene, estrella sus garras en la pierna de mi pobre mamá-tía como si no se diera cuenta que lo hizo, luego la retira y entonces ya la panty con hoyos ya no sirve, a menos que mi tía deviniera en Gloria Trevi!. Todavía 14 años después ignora a mi madre, pues sabe que no gusta de los animales, o por lo menos no como lo hago yo.

Sofía sigue en mi hogar de origen, viviendo sus gatunos años dorados. Medio sorda, medio ciega; con un genio tremendo y voluble, pero hermosa y majestuosa como nunca. Sigue cazando de vez en cuando y de cuando en vez, o por lo menos avisa si algún roedor merodea la casa, jubilada y todo, trabaja!!. Últimamente doblega su orgullo y acepta una que otra caricia de esta gatera servidora que hace 14 años la eligió como su partner.

3 comentarios:

Iris dijo...

Qué linda historia la de "Sofía", me encantó!!... Creo que nunca había leído algo tuyo, solo te conocía por tus creaciones fotográficas, como olvidar tu fotograma de ese entonces, ese sr. que llevaba como título "El Demagogo", què lindo eh|
Un abrazo grandeeeeeeeee...

Penélope dijo...

Iris!!! gracias por el comentario, ¡ alguna vez podré ver un blog tuyo? tienes fotos colgadas en la red? Qué buena memoria la tuya! ese fotograma que era algo así como el derecho a la comunicación!!! Yo no puedo olvidar las peladas de cables en el laboratorio de foto. Felicidades por Antonia y gracias por pasar por este lado.
Penélope.

love_crochet_forever dijo...

MUY HERMOSA HISTORIA,CON ESOS MATICES TAN ESPECIALES,PASO A DEJARTE MIS CARIÑOS Y SALUDITOS Y POR SUPUESTO FELICITACIONES POR TODO LO AMENO Y GRATO QUE HACES SENTIR EN TU BLOG.QUE TENGAS UNFELIZ Y REPARADOR FDS.